EnglishSpanish

«Vamos a salir adelante»

Díaz-Canel ratificó el firme propósito de tener, a la postre, una Zona Industrial más ordenada. Foto: Estudios Revolución

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, estuvo este jueves en la Zona Industrial de Matanzas, para chequear el proceso de recuperación tras el incendio; y en el municipio de Camajuaní, en Villa Clara, donde se interesó por el Sistema de Gestión del Gobierno basado en la Ciencia y la Innovación

Cuando han transcurrido unas tres semanas del devastador incendio que la afectó, la Base de Supertanqueros de Matanzas comienza a mostrar una cara diferente y esperanzadora, cambio que se hace visible, sobre todo, en la limpieza y saneamiento de la zona dañada.

Pero, de cierto modo, las labores de esta gesta por recuperar el importante enclave no han hecho más que iniciar.

«Aquí hay trabajo para meses», manifestó el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al visitar –en horas de la tarde de este jueves– la zona siniestrada, acompañado por Susely Morfa González, primera secretaria del Partido en la provincia.

El mandatario ratificó el firme propósito de tener, a la postre, una Zona Industrial más y mejor ordenada, pues esta es la zona de desarrollo de la ciudad, insistió.

Pasado el doloroso siniestro, que ocasionó la muerte a 16 personas, y dejó más de un centenar de lesionados y cuantiosos daños materiales, fuerzas de diversos sectores se vuelcan de lleno en la recuperación de la Base de Supertanqueros y sus áreas aledañas.

Rigel Rodríguez, director de la Empresa Comercializadora de Combustibles, explicó a Díaz-Canel que se trabaja, al propio tiempo, en varias fases de la recuperación, entre las que destacan, dijo, la demolición de edificios y estructuras dañadas, y el inicio de un proceder similar en el depósito de crudo número 51, uno de los cuatro afectados por el incendio de grandes proporciones.

Otra de las constantes de este programa radica en reactivar el sistema tecnológico, en el afán de dar solución a la operatividad de la terminal de Supertanqueros, y continuar las labores de saneamiento, la recuperación de aceros, el acarreo de escombros y el suministro de materiales, entre otras actividades, para mitigar las consecuencias del siniestro.

Debido al daño en el suelo, un momento clave es la labor de biorremediación, estrategia en la que trabajan los especialistas para recoger el crudo derramado y concentrarlo en un espacio concebido para aplicar las sustancias necesarias en virtud de su degradación.

Al decir de autoridades del Ministerio de Energía y Minas, el país dispone de los recursos necesarios para construir un tanque, ejecución en la cual será preciso hacer ciertas modificaciones, tal y como exigen las experiencias.

Al referirse a los elementos que deben corregirse de cara a contingencias futuras, el Presidente dijo que de las malas experiencias hay que sacar lecciones, aunque reiteró que lo ocurrido en el enfrentamiento al siniestro es toda una heroicidad.

Recomendó realizar un nuevo diseño de los llamados cubetos, que delimitan el área exterior de los tanques, ampliar la distancia entre los depósitos de combustible, y asegurar el volumen de agua que se requiere en proyectos de esta naturaleza.

Dijo que resulta decisivo atender adecuadamente a todas las fuerzas que laboran aquí. El trabajo es fuerte y hace falta que la gente descanse bien, subrayó.

Con parejo énfasis se refirió a la necesidad de escribir las memorias del siniestro y ver cuál es la solución acertada en cada caso. No hay un detalle que no sea tomado en consideración en el empeño por recuperar la Base de Supertanqueros, cuyo rescate estuvo marcado por páginas de dolor y heroísmo.

Tras un breve intercambio con especialistas del sector y al constatar la complejidad y el alto volumen de las acciones recuperativas, el el Primer Secretario del Partido, recalcó: «Esto es duro, pero vamos a salir adelante».

«Vamos a salir adelante»
Fuerzas de diversos sectores se vuelcan de lleno en la recuperación de la Base de Supertanqueros y sus áreas aledañas. Foto: Estudios Revolución

DEL BUEN TRABAJO EN LOS MUNICIPIOS DEPENDE EL PAÍS

En este territorio hay una ciencia situada, muy buenos productores, gente emprendedora, excelentes manufactureros y una tradición de trabajo y de cultura del detalle, que si se integran, les permitirá buscar soluciones a los problemas de la población y ser un referente para otros lugares del país, dijo Díaz-Canel, al término de un amplio recorrido por el municipio villaclareño de Camajuaní, en la mañana del propio jueves.

En el encuentro con autoridades gubernamentales de la tierra de los valles y las parrandas, en el que fue presentado el Sistema de Gestión del Gobierno basado en la Ciencia y la Innovación, el mandatario cubano conoció las positivas experiencias aplicadas allí, de vínculo con la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas y otros centros científicos de la provincia, los cuales se han traducido en resultados productivos y otros logros.

Iván Higuera, intendente del municipio, explicó al Presidente las potencialidades de Camajuaní para resolver muchos de los problemas sociales, en la alimentación, el uso racional de la energía y otros asuntos que tienen que ver con la vida del pueblo, para lo cual se cuenta con diversos actores económicos de mucha fortaleza, quienes ahora tienen el reto de integrarse en función del desarrollo de la localidad.

Al respecto, el Presidente, quien dijo sentirse estimulado por todo lo que había observado en Camajuaní, reflexionó acerca de la idea de que es en el municipio donde más se necesita que funcione bien el Sistema de Gestión de Gobierno basado en la Ciencia y la Innovación, porque si este se aplica de manera coherente allí, entonces todo será mejor en la provincia y a nivel de país.

En ese sentido, ponderó las experiencias de productores como Raidel García, Germán Morell y Yusdany Rojas, quienes a pesar de las limitaciones actuales en recursos, que afectan a todos por igual, muestran resultados productivos sorprendentes en sus fincas, gracias a la aplicación de la ciencia y a su resistencia creativa.

Durante el recorrido, en el que estuvo acompañado por Osnay Miguel Colina, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Villa Clara, y Milaxy Sánchez Armas, vicegobernadora del territorio, el Presidente tuvo oportunidad de intercambiar con pobladores de la comunidad en condiciones de vulnerabilidad Guajén, donde visitó una pequeña mini industria que procesará las producciones de sus campesinos, además de otras obras que han sido remodeladas allí.

De igual manera, en el consejo popular de Vueltas, intercambió con el pueblo, que al conocer la presencia del dignatario cubano en la casa de la cultura Conrado Colón, se volcó a las calles para aclamarlo, dando vivas a la Revolución y a Fidel, gesto que fue reciprocado por Díaz-Canel, quien saludó a las personas reunidas en su entorno y conversó con ellas, haciendo realidad lo que había expresado en vísperas de la visita a Villa Clara, cuando dijo que «siempre es aportador escuchar de primera mano cómo se implementan las medidas económicas, sus bondades y trabas».

Luego de ese momento, visitó al productor porcino Yusdany Rojas, un joven que con solo 31 años demuestra cuánto puede hacerse, aun en medio de la compleja realidad económica en la que se desenvuelve la nación.

Allí pudo observar las diferentes alternativas implementadas por el labriego para alimentar a los más de 800 cerdos que tiene en su finca; además del éxito logrado en otros cultivos. El mandatario lo felicitó por ser un buen ejemplo de lo que debe ser la regla, y en la práctica constituye la aplicación del concepto de resistir y crear.

De igual manera, visitó la mipyme Jireh-Ebenezer, que se dedica a producir botas de goma, chancletas y algunas confecciones textiles, sitio donde reconoció la calidad de cuanto se hace; y se interesó, además, por cada fase del proceso productivo, los ingresos de los trabajadores y los precios de comercialización.

El periplo por Camajuaní concluyó en la granja de alevinaje Minerva, entidad que trata de recuperar sus niveles productivos, a partir de la búsqueda de alternativas de alimentación para los peces, un empeño que, al decir del dignatario, resulta esencial en la actualidad.

Tomado de Granma

Valore este artículo

Click en las estrellas para votar

0 / 5. Conteo 0

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Cuánto es − 1 = 3

Ir al contenido