EnglishSpanish

Guantánamo prioriza el Manejo Sostenible de Tierras

Para dar continuidad a la MST, la reserva desarrolla un taller con estudiantes de la escuela primaria local, en el asentamiento Abel Santamaría Cuadrado, con lo cual se aspira preservar la amplia gama de cactáceas y los Monitongos.

Una de las reservas ecológicas de Cuba, Hatibonico, ubicada en la más oriental de las provincias cubanas, Guantánamo, específicamente en Caimanera, es la primera área protegida con la condición de iniciada en el Manejo Sostenible de Tierras (MST).

Ubicada al oeste de la bahía de Guantánamo y con una extensión de 6.274 kilómetros cuadrados –de ellas, 884 hectáreas, marinas–, el área protegida acumula más de 15 años de experiencia en el manejo y conservación de los valores de esta zona, considerada semidesértica.

Según las categorías de manejo, una reserva ecológica es un área terrestre, marina o una combinación de ambas, en estado natural o seminatural, designada para proteger la integridad ecológica de ecosistemas o parte de ellos, de importancia internacional, regional o nacional y manejada principalmente con fines de conservación de ecosistemas.

Las reservas ecológicas, a diferencia de los parques nacionales, pueden o no contener ecosistemas completos y presentan un grado de naturalidad menor o son relativamente de menor tamaño.

Esa condición, considerada un resultado de la aplicación del Proyecto 1 del Programa de Asociación de País (CPP-OP15) dirigido a mitigar los efectos de la desertificación, sequía y salinidad en zonas agrícolas del Valle de Guantánamo, fue concedida en mayo pasado por la Agencia de Medio Ambiente (AMA), del ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

“Iniciamos este trabajo de manejo sostenible de tierra durante 2019, pero ya de alguna forma se venía realizando, porque la reserva cuenta con un plan de manejo, del cual se deriva uno operativo con cinco programas, con acciones que se corresponden con el MST”, dijo Inalvis Mané, subdirectora de la reserva.

La reserva ecológica, que ocupa partes de los municipios Caimanera y Niceto Pérez, recibió la categoría de iniciada en el MST por la mantenida contribución de sus trabajadores y unidades agroproductivas al Programa nacional de lucha contra la desertificación y la sequía por más de 15 años.

Expertos sostienen que aplicar el MST es crucial para la reserva ecológica, habitan 80 especies endémicas cubanas de la flora (19,27% de las especies de la zona), el clima es extremo con altas temperaturas y el suelo es árido, por lo que es un área propensa a los incendios forestales.

Acciones y beneficios

El MST permite mantener los suelos saludables para la proliferación de la vegetación, especialmente de las especies endémicas, a la vez que favorecen la contención de los incendios.

En la reserva,  la sequía alterna con períodos de fuertes lluvias de poca duración, que dejan fuertes estragos. Para mitigarlos, emplean tranques, usando de rocas y madera del lugar para prevenir el arrastre de los suelos.

Con igual fin, junto a la construcción de tranques, fomentan las barreras muertas y vivas, dijo la subdirectora, quien se inició en la reserva como técnica forestal, luego estuvo a cargo de los recursos humanos y la contabilidad y jefa de área de manejo.

A su vez, destacó, priorizan el control y aprovechamiento de las especies exóticas invasoras, entre ellas el marabú y la piña de ratón, usadas en la producción de carbón, una de las actividades económicas más importantes de la zona.

Las acciones de MST se ejecutan en los seis lotes de la reserva, certificándose en una primera etapa los lotes 1 y 3 con un total de 2101.45 ha y un 51.57% del plan ya implementado.

“Hemos estado trabajando en los seis lotes de la reserva,  es un trabajo de años,  además de los lotes 1 y 3, pensamos seguir trabajando con los demás, sucesivamente”, adelantó Mané.

Para dar continuidad a la MST, la reserva desarrolla un taller con estudiantes de la escuela primaria local, en el asentamiento Abel Santamaría Cuadrado, con lo cual se aspira preservar la amplia gama de cactáceas y los Monitongos, un grupo de alturas geomorfológicas únicas, consideradas uno de los paisajes más relevantes del relieve cubano, con alto valor florístico y faunístico.

Según fuentes del ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en Guantánamo, esta es una de las dos provincias cubanas con mayor cantidad de áreas declaradas con MST, iniciativa alineada al Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático (Tarea Vida) y a programas de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional.

Valore este artículo

Click en las estrellas para votar

0 / 5. Conteo 0

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Cuánto es + 88 = 90

Ir al contenido