Vivir la experiencia de aprender y disfrutar de la naturaleza (II)

CIENCIA JOVEN

Este 30 de abril, el Centro de Estudios y Servicios Ambientales de Villa Clara arriba a su 20 aniversario. Cuatro jóvenes especialistas de la entidad comparten las principales actividades desarrolladas hasta el momento

El servicio estatal Manejo Integral Costero, en el cual participa Félix, fue premio provincial de la Academia de Ciencias de Cuba en el 2019. Foto: Cortesía del entrevistado

Un pedraplén de 48 kilómetros conecta los cayos Las Brujas, Ensenachos y Santa María con el municipio de Caibarién. Este camino, construido sobre una cimentación de piedras en las que se traza un terraplén pavimentado para enlazar dos puntos terrestres separados por el mar, era muy utilizado por los viajeros antes de establecerse las medidas de restricción a causa de la Covid-19.  

Por su importancia para arribar a los destinos de sol y playa mencionados, Caibarién necesita impulsar la modalidad de turismo histórico-cultural como una alternativa de articulación productiva para el desarrollo, en virtud de aprovechar recursos, potencialidades y capacidades territoriales, así lo considera Félix Correa Álvarez, especialista principal del Grupo de Manejo Integrado Costero del CESAM de Villa Clara.

Mediante su tesis de licenciatura en Geografía: “Propuesta de ordenamiento del modelo de desarrollo turístico de la ciudad de Caibarién desde una perspectiva estratégica”, expuso las principales dificultades de la ciudad, conocida como la Villa Blanca, por su alta concentración de valores patrimoniales con deficiente estado de conservación y mantenimiento, localizados en áreas de elevada vulnerabilidad ante la ocurrencia de fenómenos hidrometeorológicos severos y la elevación del nivel medio del mar.


Afectaciones del huracán Irma en Caibarién, en el 2017. Foto: Cortesía del CESAM

Cuando comenzó a laborar en el CESAM, en el 2017, continuó el desarrollo del trabajo de diploma y lo incorporó a las líneas de acción del manejo integrado costero, pues el ordenamiento ambiental y territorial es uno de los proyectos del centro. Los resultados de esa investigación, se incluyeron en el plan general de Ordenamiento Urbano de la Villa Blanca, actualizado y aprobado en el 2020.

Expresa Félix que también participa en el proyecto internacional Construyendo Resiliencia Costera en Cuba a través de soluciones naturales para la adaptación del Cambio Climático, el cual contempla a la comunidad costera Punta Brava de Caibarién como uno de sus sitios de intervención. Esta actividad está financiada por la Unión Europea bajo el Programa Alianza Mundial contra el Cambio Climático, e implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y la Agencia de Medio Ambiente del Citma.

Para el joven especialista cada tarea a cumplir resulta una experiencia de aprendizaje y satisfacción. Sobre su interés por conocer el entorno que lo rodea comenta: “Dicen que el geógrafo debe tener una curiosidad constante por la naturaleza, y esa motivación la siento desde pequeño. Para mí la Geografía es una ciencia integradora por abarcar aspectos naturales y humanos y, además, desarrollar en los profesionales la capacidad de identificar, interpretar y solucionar los conflictos socioambientales”.

La misma vocación de Félix la comparte Yanisleidys Caridad Delgado Sarduy. Ella lleva seis años de trabajo en el grupo de Ordenamiento Ambiental de ese centro; pero confiesa haber llegado a la Geografía de “una forma muy rara”.


Yanisleidys Delgado Sarduy. Foto: Cortesía de la entrevistada

Durante su etapa de estudiante en el Instituto Preuniversitario Vocacional Ernesto Guevara, quería ser de todo. “Mi madre dice que la volvía loca. Un día le aseguraba que sería abogada, y al siguiente, médico. Aunque siempre me agradó la cuestión ambiental.

“En las clases no me gustaba mucho la Geografía. Sin embargo empecé a revisar el perfil de la carrera y dije: esto es lo que me gusta hacer; estar en contacto con la naturaleza. Cuando estudias la carrera descubre su verdadera dimensión. Puedes trabajar en el transporte, turismo, centros de investigación, de maestro, en una empresa haciendo gestión ambiental, y mucho más”, asevera.

Ante la inquietud del periodista por querer saber cuáles funciones puede desempeñar un geógrafo en la esfera del transporte, Yanisleidys agrega: “En su planificación, la gestión del territorio, analizar las mejores rutas para la optimización del servicio y el ahorro de combustible, y generar mayores ingresos.

“Muchos abandonan la carrera porque incorpora la Matemática, Física y Química a un nivel alto. Una de las asignaturas más bonita es la Cartografía, posibilita plasmar en un mapa toda la información de una región, de manera que las personas lo entiendan. Tener la capacidad de síntesis resulta parte del oficio, al igual, que el trabajo en equipo”.

Percepción del peligro

El grupo de Ordenamiento Ambiental realiza planificaciones y diagnósticos ambientales; el ordenamiento de las cuencas; estudios de Peligro, Riesgo y Vulnerabilidades (PVR); y trabajos en las empresas relacionados con el sistema de gestión ambiental.

“Últimamente, en las cuencas hemos diagnósticado los componentes naturales, los relacionados con la actividad del hombre, las problemáticas y posibles soluciones, las cuales constituyen los objetivos fundamentales en los trabajos de corte ambiental, para minimizar los impactos de las cuencas en dependencia del uso que tengan”, refiere Yanisleidys. Sobre el tema argumenta:

“En la cuenca del río Sagua La Grande, le brindamos un servicio a la empresa de Recursos Hidráulicos, que consistió en revisar los abastos de agua que poseen y sus áreas de influencia, con el propósito de verificar en los alrededores la existencia de fuentes contaminantes de esos abastecimientos, que se emplean en beneficio de la población.

“Se hicieron algunas correcciones de sus perímetros de protección porque en determinados lugares habían zonas de pasto y le causaban contaminación directa”.

La tarea principal de Yanisleidys Delgado ha sido los estudios de PVR por intensas lluvias. Trabaja en las vulnerabilidades no estructurales (en la red vial, redes técnicas: telefónicas, eléctricas, de agua, gas…).

Estas investigaciones de percepción de riesgo en la provincia de Villa Clara arrojaron que la población tiene una noción media del peligro a causa de las indundaciones por intensas lluvias, subraya la especialista.

Y enfatiza: “En las zonas donde hay afectaciones severas apreciamos una percepción alta. Eso lo constatamos en el poblado El Santo, perteneciente al municipio de Encrucijada. Hacia la costa norte tiene un canal y un río; cuando llegan las lluvias, hasta con poca, se tupe el canal y afecta al pueblo. Si sube el nivel del río, más todavía. Ahí, sí poseen un conocimiento adecuado del peligro.

“Ellos saben el nivel que alcanza el agua y para dónde tienen que evacuarse. Ante esta situación, la mayoría de los habitantes van para centros de aislamiento, organizados por el sistema de la Defensa Civil”.


En primer plano, Yanisleidys en la comunidad El Santo, durante la realización de una encuesta a la población sobre la percepción asociada a los estudios de peligro, vulnerabilidades y riesgos. Foto: Cortesía del CESAM

Los especialistas del CESAM hacen el levantamiento de las posibles afectaciones y el estimado de su costo económico, para que los Consejos de Defensa provincial y municipales conozcan con antelación los lugares más vulnerables.

El colectivo del Centro de Estudios y Servicios Ambientales de Villa Clara es pequeño, aseguran los entrevistados. Cada joven vinculado a la tarea científica se integra a un grupo de trabajo, pero a la vez, participa en el apoyo de los otros proyectos en curso.

En tal sentido, Yanisleidys colabora con el monitoreo del ecosistema Sabana- Camagüey. En estos momentos ayuda en el procesamiento de imágenes satelitales para establecer las delimitaciones de la vegetación y los cayos.

A partir de la plantilla que obtengan harán el esbozo de la formación de manglar, para analizar la evolución de su cobertura boscosa después de los daños provocados por el huracán Irma en el 2017, asegura la joven.

Por Boris E. González Abreut

Departamento de Comunicación del Citma

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

Ir al contenido