EnglishSpanish

Defiende Cuba en Convención de CITES uso sostenible de especies

En la COP 19, Cuba está presente con una delegación que incluye representantes de la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental y de la Fundación Antonio Núñez Jiménez, entre otros.

La representación de Cuba que  participa en la 19 Conferencia de las Partes (COP 19) de las Américas sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), en Panamá, defiende la postura tradicional del país de apoyo al uso sostenible de las especies, basado en criterios biológicos y científico sólidos y apoya iniciativas específicas para la protección de tortugas y aves.

“La política ambiental cubana responde a la utilización de los recursos naturales de manera sostenible y la inclusión de las especies en el apéndice II no limita su comercio, solo que este debe hacerse de manera tal que no ponga en peligro su supervivencia”, señaló José Alberto Álvarez Lemus, experto de la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental (ORSA), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Como regla, Cuba aplica este principio para todas las especies protegidas por la Resolución 160/2011 del Citma, que declara las especies de especial significación de la biodiversidad nacional, e incluye, sin limitarse a las especies protegidas por  CITES   y otros convenios internacionales de los que el país es parte.

¿Qué es la COP 19?

La COP es el máximo órgano de decisiones de la CITES y en ella se adoptan tanto las modificaciones o enmienda los Apéndices I y II, que son las listas de las especies que se encuentran protegidas y su grado de protección.

Además, la conferencia toma decisiones que son de obligatorio cumplimiento para las partes, los comités y la secretaría, que establece las reglas de procedimientos y los mandatos entre COP.

Entre las principales propuestas en esta COP está la relacionada con los tiburones, que han sido ya aprobadas en el comité I de la COP y que deben ser ratificadas en el plenario. Estas incluyen a toda la familia los carcarrínidos (Carcharhinidae),  que constituye una parte importante del comercio internacional de aletas y carne, así como el resto de las especies de tiburones martillos que no estaban incluidos en la CITES.

De acuerdo con el experto, también hay algunas especies importantes de la región como las ranas de cristal, algunas especies de tortugas y especies arbóreas.  Un tema recurrente ha sido el reclamo por reabrir el comercio de marfil y cuernos de rinocerontes, que nuevamente han sido rechazadas.

“Nuestra propuesta de incluir los tomeguines del pinar y el negrito, especies endémicas cubanas, en el apéndice III ha recibido mucho respaldo y ninguna objeción, por lo que se incluirá en los nuevos apéndices, que entrarían en vigor el próximo año, 90 días posteriores a la conclusión de la COP 19”, señaló Álvarez Lemus.

Especies sensibles

Algunos temas son de particular interés para Cuba. Por ejemplo, destacó el experto, las tortugas marinas, cuyo comercio está prohibido, tanto por la legislación nacional como por la CITES. Sin embargo, su captura y comercio siguen siendo un problema en Cuba y en la mayoría de los países del área de distribución.  Por tal motivo, “esta COP está analizando este tema y se está proponiendo una nueva resolución de CITES sobre la conservación de las tortugas marinas y que Cuba apoyó en su discusión en el comité I”.

El comercio ilegal o significativo de aves es un tema que se está abordando en la conferencia, y varias especies asiáticas se han incluido en esta conferencia porque se han visto amenazadas por el comercio poniéndolas al borde de la extinción en algunos países.

Aunque muchas de las especies de aves cubanas protegidas legalmente que se comercializan ilegalmente no están  aún incluidas por la CITES, ahora entrarían el tomeguín y los negritos, señaló.

“Cuba debe tomar medidas para controlar el comercio y hacer cumplir nuestras leyes con rigor para no vernos en igual situación que los que está pasando en Asia. La inclusión den CITES de los negritos y tomeguines va en ese sentido, recibir apoyo de las partes para controlar el comercio internacional, nos toca a los cubanos controlar el comercio y la captura ilegal en nuestro territorio, principales amenazas para su existencia”, puntualizó.

Acerca de los efectos del cambio climático en las especies, el experto señaló que CITES se centra en el comercio internacional, no es un tema de la convención, sin embargo, al elaborar sus propuestas, las partes muchas veces incluyen entre los aspectos que amenazan e influyen en el estado de conservación de las diferentes poblaciones de las especies los efectos del cambio climático, pero solo se toma en cuenta si realmente la especies está amenazada por el comercio internacional.

Según dijo, Cuba fue electa por la región, como representante suplente de la Región de América del Sur, Central y del Caribe. Además, la región también eligió a la Doctora Yaqueline de los Ángeles Pérez Camacho como miembro suplente del Comité de Flora.  A su vez, la delegación cubana participó activamente en los debates y en las reuniones del Grupo de Países Latinoamericanos y Caribeños (GRULA).  

La COP19, que se extiende hasta el próximo 25 de noviembre, coincide en el tiempo con la 14ª reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (COP14), de la 27ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) y de la 15ª reunión de la Conferencia de las Partes (COP15) del Convenio de la ONU sobre la Diversidad Biológica.    

Valore este artículo

Click en las estrellas para votar

0 / 5. Conteo 0

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Cuánto es79 + = 85

Ir al contenido