A pesar del bloqueo y la pandemia, la Tarea Vida continúa

“Uno de los efectos fundamentales del cambio climático en Cuba es la elevación del nivel medio del mar, lo cual pone en riesgo 20 asentamientos poblacionales ubicados en zonas bajas. Se estima la pérdida de 14 de ellos antes de 2050, parecerá un tiempo largo, pero no lo es. Eso obliga a tomar medidas de adaptación para minimizar los daños”.
Así lo aseveró el viceministro primero del ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), José Fidel Santana Núñez, durante una conferencia de prensa, donde abordó el desarrollo del Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático y los obstáculos que presentan debido al bloqueo económico impuesto por el gobierno de Estados Unidos.
La Tarea Vida, como también llaman al proyecto, se basa en dos acciones concretas: la de mitigación y adaptación.
José Fidel Santana acotó que algunas de las tareas de mitigación van dirigidas hacia la reducción de gases de efecto invernadero y de la penetración salina a causa del aumento del mar, lo cual perjudica el agua empleada en el consumo humano y en el riego de los cultivos.
El viceministro primero explicó que estas vulnerabilidades, y otras, provocan el despliegue de medidas para la adaptación.
“Resultan muy costosas las inversiones y demandan tecnologías que no podemos adquirir a causa del bloqueo estadounidense. Nos impiden comprar cualquier equipo que tenga más del 10 por ciento de componentes de origen norteamericano. Por ello, debemos acudir a mercados distantes, con un precio superior y no siempre con productos de la mejor calidad”, apuntó.
De acuerdo con el vicetitular del Citma, se dificultan, además, las oportunidades financieras en función del cambio climático y hasta hacer transacciones en determinados bancos del exterior porque no admiten nuestras transferencias.
Recordó José Fidel Santana, que durante el mandato del ex presidente Barack Obama hubo un acercamiento en la esfera científico-tecnológico y también en la ambiental, mediante firmas de varios convenios de entendimiento sobre el tema.
“Tuvimos buenas experiencias al hacer expediciones científicas conjuntas. Eso demostró que a través del respeto mutuo e intereses comunes la colaboración puede ser favorable”, aseguró.
También manifestó el viceministro primero que “en ciencia, tecnología y medio ambiente mantenemos la disposición de retomar lo que todavía está vigente: todo lo firmado en la etapa final de la administración del mandatario Obama”.
Y agregó: “A través de la Tarea Vida, los organismos tienen su plan para el efrentamiento climático, de igual manera, los municipios a nivel de territorio y localidad. Esto permite que el ciudadano común conozca sus deberes al respecto”.
Otros asuntos abordados por el vicetitular del Citma fueron los recursos destinados por el gobierno cubano para el traslado de los habitantes de los asentamientos amenazados a sitios seguros, a pesar del bloqueo, se destinan cuantiosos recursos para ello cada año.
De la misma manera existen inversiones para la recuperación de playas y poder garantizar el agua corriente con la calidad adecuada a la mayor cantidad de personas, aspectos relacionados con las actividades del cambio climático.
“El promedio de los gastos en la Tarea Vida en los últimos años oscila entre los 550 y 600 millones de pesos. En el 2020, ante la pandemia, hubo que financiar otras actividades vinculadas con la vida misma, lo cual conllevó un descenso de los gastos del Plan de Estado, pero este continúa como una prioridad de las directivas del país”, recalcó José Fidel Santana.

Por Departamento de Comunicación

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dos =

Ir al contenido