Sobresalen resultados de proyecto de bases alimentarias

La aplicación en Cuba del proyecto Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local (Basal) concluyó en 2017 con resultados positivos, expresaron en esta capital expertos de la Agencia de Medio Ambiente (AMA) del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

En un reciente taller en el hotel Comodoro fue evaluada su introducción, tras cinco años de colaboración con instituciones nacionales e internacionales, entre ellas, el Centro Unido de Investigaciones (JRC por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea.

La Máster en ciencia Argelia Fernández Márquez, especialista de esa entidad, informó que el proceso de implementación permitió asimilar dos herramientas que apoyarán la toma de decisiones para enfrentar el cambio climático y sus impactos en el sector agropecuario.

Añadió que una de ellas es el software WEAP (Water Evaluation And Planning), un modelo para la gestión del agua en escenarios climáticos y variables agropecuarios.

El otro es el BIOMA (Biophysical Models Applications), una plataforma de modelación con vistas a la evaluación de los impactos climáticos sobre los rendimientos agrícolas.

Ambas contribuyen a la voluntad de las autoridades nacionales para enfrentar el cambio climático, cuya prioridad aparece en el Plan de Estado, conocido también por Tarea Vida, iniciativa aprobada en abril pasado por el Consejo de Ministros, señaló.

Fernández Márquez ejemplificó con el hecho de que el modelo WEAP lo emplearon en el municipio de Los Palacios, de importancia nacional para la producción de arroz y donde existen tres cuencas hidrológicas superficiales: Los Palacios, San Diego y Bacunagua.

Posibilitó estimar la demanda de agua de los usuarios del territorio, proyectar posibles reglas de operación de los embalses para anticiparse a situaciones de estrés hídrico y decidir con mayor precisión el aplazamiento de la siembra de un cultivo a la espera de una situación más favorable, explicó.

Agregó que BIOMA permitió valorar para las regiones cubanas el comportamiento futuro de los rendimientos agrícolas, la duración de las fases de los cultivos, así como las opciones para el manejo agrícola en cuanto a fechas óptimas y gestión del agua.

Juan Mario Martínez Suárez, director del proyecto BASAL, de la Agencia de Medio Ambiente de Cuba, sugirió que los resultados expuestos en el encuentro se evalúen en el Consejo Técnico del Ministerio de la Agricultura, que ya examinó otros similares, a fin de contribuir a la estrategia de producción agropecuaria y su impacto en las importaciones y exportaciones.

(Fuente/ACN)

También le puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − siete =