La ciencia villaclareña realza en el país

Se entregaron reconocimientos en las categorías de centros de excelencia, colectivos distinguidos y Vanguardia Nacional.

El aporte de la comunidad científica de Villa Clara sobresale en el país, al figurar varios de sus colectivos entre los diferentes niveles avalados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) y el Sindicato de Trabajadores del ramo.

Con la excelencia científica aparecen el Centro de Estudios y Servicios Ambientales (Cesam) por sus acciones reconocidas en diferentes aristas, y muy en especial a partir de las relacionadas con los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo (PVR) , las zonas de manejo costero, las investigaciones ambientales en torno a las empresas y las ejecuciones de la Tarea Vida.

De igual modo se consideró al Centro de Investigaciones Informáticas, perteneciente a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV), con marcado impacto en sus proyectos y productos.

Fueron distinguidos los trabajadores de Bioactivos Químicos (CBQ), por sus incentivos al desarrollo de renglones naturales, sintéticos, y biofuncionales, sin descartar los perfiles vincualados con microorganismos biológicos dirigidos a la esfera humana, veterinaria y agrícola

A ellos se suman cuatro colectivos con la condición de Vanguardia Nacional: El Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales (Inivit), que la ratifica por 21 años consecutivos en su quehacer a favor del mejoramiento genético de las plantas y el aporte de variedades más resistentes a plagas, enfermedades, y a los efectos de la sequía.

También el Centro de Información y Gestión Tecnológica (Ciget), considerado el mejor del país entre sus homólogos y encargado de la búsqueda de información acerca de las patentes, así como de la asesoría y tramitación de la Propiedad Industrial, y el entrenamiento dirigido al diseño e implementación del sistema de gestión e innovación, entre múltiples perfiles.

No falta en la relación el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP) por sus aportes a las mejoras genéticas, sus impactos económicos, la participación en proyectos internacionales y su influencia en la revitalización de las biofábricas del país.

La relación incluye a la Estación Territorial de Investigaciones de la Caña de Azúcar (Etica) a partir de la comercialización de variedades de la gramínea, de semillas, vitroplantas y por sus servicios científico—técnicos asociados.

Por: Ricardo R. González

También le puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =