Falleció el Dr. Ismael Clark Arxer

En las primeras horas de la madrugada de hoy, 15 de mayo, falleció en La Habana el Dr. Ismael Clark Arxer. Nacido el 16 de mayo de 1944, ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana en 1962. Paralelamente, desarrolló una activa vida como militante revolucionario y en la defensa de la patria, como miliciano universitario desde los mismos días de la Crisis de Octubre. Durante sus estudios en la Universidad de La Habana fue Director de la Revista Estudiantil Alma Mater.

Tras su graduación, comenzó a laborar en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas, especializándose en Bioquímica. Hizo estudios de posgrado en el Instituto de Bioquímica de la Academia de Ciencias de la República Democrática Alemana, en Halle, bajo la dirección del Dr. Klaus Thielmann. En 1976 pasó a trabajar al Comité Estatal de Ciencia y Técnica y un año más tarde pasó a la Academia de Ciencias de Cuba, donde se desempeñó inicialmente como Secretario Científico y luego en calidad de Vicepresidente y Vicepresidente primero por casi dos décadas.

Su vasta experiencia en tareas de dirección de la actividad científica, motivó abril de 1996 su designación como el decimocuarto Presidente de la Academia de Ciencias, cargo en el que se mantuvo hasta el pasado mes de diciembre de 2017, por más de 21 años.

Entre numerosas misiones estatales cumplidas, participó activamente en labores de la Secretaría de la Comisión de Implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Estado y la Revolución, en los aspectos referidos a la ciencia, así como en diversas misiones y tareas encomendadas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Durante su vida profesional aportó su experiencia y conocimientos a la dirección y organización de la actividad científica en diversas instancias, invariablemente fiel a la Revolución, y a los principios y el legado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en los aspectos referidos a la ciencia, legado del cual fue un acucioso investigador y divulgador.

Por decisión familiar, sus restos serán cremados. A nombre de la Academia de Ciencias de Cuba, llegue a sus familiares y compañeros el testimonio de respeto y admiración que siempre mantuvo en la comunidad científica cubana y entre colegas de todo el mundo.

Fuente: Academia de Ciencias de Cuba

También le puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =