Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado

Share

El Crimen de Barbados fue el nombre utilizado para nombrar la destrucción en pleno vuelo de la aeronave CU-455 de Cubana de Aviación , la cual se dirigía desde la isla de  Barbados a la de Jamaica con destino en la capital cubana de La Habana.

Las  personas a bordo del avión, un Douglas DC-8 de fabricación estadounidense, resultaron muertas en el hasta entonces peor ataque de este tipo en el hemisferio occidental y uno de los más brutales actos de terrorismo ejecutados por personas al servicio de la CIA en contra de la Revolución Cubana. En el luctuoso hecho se utilizaron dos bombas, descritas como dinamita o explosivo C-4.

El crimen fue orquestado en la ciudad de Caracas (Venezuela) por los terroristas de origen cubano Luis Posada Carriles y Orlando Bosch  quienes emplean a los venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo para realizar la colocación de las bombas dentro del avión. Estos personajes fueron detenidos y procesados por las autoridades venezolanas, las que sentenciaron a los autores materiales a 20 años de prisión, mientras que Orlando Bosch fue detenido inicialmente tras presuntos defectos técnicos quedó absuelto. Por su parte, Posada Carriles estuvo detenida durante ocho años mientras aguardaba una sentencia definitiva, pero logró huir con el apoyo de los guardias de la prisión.

En el año 2010 el Consejo de Estado de Cuba aprobó el Decreto-Ley que decide declarar oficialmente el 6 de octubre de cada año, como Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado.

Grupo de Comunicación

También le puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =