El antes y el después de la memoria histórica

Share

Bajo la premisa de que conservar la memoria histórica de la nación significa reafirmar y defender la identidad del país frente a los reiterados intentos de las administraciones estadounidenses por fragmentarla, el Estado cubano concede particular prioridad a su recuperación y salvaguarda.

Para lograr tan estratégico propósito comenzó a instrumentarse el denominado Programa de Memoria Histórica, dirigido a frenar el deterioro del patrimonio documental que viene ocurriendo en archivos, bibliotecas, museos y otras instituciones durante las últimas décadas, cuya implementación es chequeada periódicamente por las máximas autoridades del Gobierno.

La máster en Gestión Documental y Archivos Martha Ferriol Marchena, directora general del Archivo Nacional de Cuba –entidad que perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente funge como coordinadora del programa– dijo a Granma que entre los resultados sobresale la organización de la atención médica a los profesionales y técnicos de los archivos afectados en su salud por los ambientes laborales, y la identificación de aquellas enfermedades invalidantes para trabajar en ese tipo de centro.

Lo anterior busca garantizar que a la hora de hacer la selección de los aspirantes a estudiar Licenciatura en Ciencias de la Información y especialidades afines, realizada por los ministerios de Educación y Educación Superior, no haya alumnos que presenten tales impedimentos.

Como adelantó Martha Ferriol, en la actualidad el Archivo Nacional y el Ministerio de Salud Pública preparan las condiciones para, a partir del próximo año, iniciar las investigaciones relacionadas con la diversidad y distribución fúngica en los archivos cubanos y su impacto en la conservación de los acervos y la salud humana.

Resaltó que se evalúan las necesidades de equipamientos, insumos, mobiliario y otros materiales de uso indispensable en la conservación del patrimonio documental.

«Varias empresas del Ministerio de Industrias asumirán de forma progresiva la producción nacional de estantes, mesas de escritorio, luminarias, files, cajuelas, sobres, guantes y nasobucos, algo que repercutirá favorablemente en la sustitución de importaciones».

Mencionó, igualmente, que en la conciliación del Plan de la Economía de 2020 se planifican los recursos destinados a garantizar la reparación o mantenimiento constructivo de los inmuebles donde radican aquellos archivos con mayor grado de deterioro, así como para adquirir el equipamiento requerido en la conservación y restauración de documentos, y la digitalización y microfilmación de los mismos.

LOABLE ESFUERZO

Según indicó Ferriol Marchena, solo en el Archivo Nacional de Cuba han sido digitalizadas en el presente año alrededor de 12 900 imágenes del fondo Máximo Gómez, 4 636 del catálogo de fichas del fondo Donativos y Remisiones, y casi un millar de fotografías de diferentes temáticas, incluidas las pertenecientes a la colección de Arte y Pintura.

De igual forma fueron sometidos a ese proceso miles de mapas, planos y documentos de valor histórico, que ofrecen una visión del acontecer nacional entre el siglo xvi y la primera mitad del XX.

En cuanto a la restauración de documentos deteriorados por el paso del tiempo o debido a la acción perjudicial de hongos y otros microorganismos, en años recientes los trabajadores de la institución lograron recuperar la correspondencia del generalísimo Máximo Gómez durante las guerras de independencia y hasta su muerte, el acta original de la Constitución de Jimaguayú de 1895 y grabados originales de la toma de La Habana por los ingleses en 1762.

La relación de obras rescatadas contempla, asimismo, expedientes, títulos académicos, certificados y diferentes escritos vinculados a prominentes personalidades cubanas en diversos campos, y documentos impresos del Fondo de la Secretaría del Ejército Libertador y de José Martí.

También se destaca la producción de varias multimedias, como las dedicadas a la trata de esclavos en Cuba y a resaltar la figura de Antonio Maceo en la Guerra de los Diez Años.

Otros impactos del Programa de Memoria Histórica mencionados por la doctora Martha Ferriol son los pasos emprendidos en la dirección de alcanzar la interconexión de la red de bibliotecas y archivos (actualmente se trabaja en el desarrollo de la infraestructura tecnológica de la Biblioteca Nacional y las bibliotecas provinciales con vistas a crear la Biblioteca Digital Nacional Cubana), y las acciones ejecutadas en el cumplimiento de la digitalización como vía para conservar y difundir el patrimonio documental y bibliográfico.

Muestra de lo anterior es la conversión a dicho formato de un total de 25 534 imágenes de la documentación contenida en la red de archivos históricos, los diferentes periódicos y revistas seriadas cubanos e importantes colecciones de fotos y documentos digitalizados en la Biblioteca Nacional, y el procesamiento electrónico de documentos en bases de datos, discos, partituras y fotos realizado en el Museo Nacional de la Música.

En esa propia línea de trabajo sobresalen los aportes del Instituto de Historia de Cuba, al digitalizar 27 000 imágenes de documentos de archivos y publicaciones seriadas de la biblioteca, y 20 libros sobre Carlos Manuel de Céspedes.

Para la máster Martha Ferriol, conservar la memoria histórica fortalece la unidad nacional y nos hace saber como pueblo de dónde venimos, quiénes somos y por qué debemos defender nuestro proyecto social. Ante este desafío la ciencia y la innovación tienen mucho que aportar.

PRECISIONES

En febrero de 2019 fue aprobada la Política para el Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Gestión Documental y Archivos.

Once archivos y ocho bibliotecas recibieron en el último año acciones de mantenimiento constructivo.

Se trabaja en la capacitación y formación del capital humano del Sistema Nacional de Gestión Documental y Archivos, lo cual incluiría la creación de la carrera de ciclo corto en esa materia, en colaboración con la Universidad de las Ciencias Informáticas.

Fuente: Granma

También le puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce + 11 =